Mujeres extraordinarias

La conmovedora aventura del Dr. Francisco Javier Balmis e Isabel Cendala y Gómez, enfermera y rectora del hospicio dela Coruña y posteriormente considerada como la primera enfermera de Salud Pública de México que participó  en  la expedición que propagó la primera vacuna que consiguió librar al mundo de la mortal viruela.

Existe un total desconocimiento de sus datos personales, no se sabe la fecha ni el lugar de su nacimiento y hay dudas sobre el apellido pues no se conoce el verdadero, en los  documentos esta escrito de seis formas diferentes.

Comisionada pues para inculcar confianza y repartir cariño maternal entre los infantes,  a propuesta del  Dr. Balmis y de Ignacio Carrillo, presidente del Hospital dela Caridad, se la nombra para ir en el puesto de enfermera parala Real ExpediciónFilantrópica dela Viruela.

El Dr. Balmis fue en busca de Isabel al Hospicio dela Coruñadonde trabajaba de Rectora  para que le acompañara enla Expedición, sabiendo que la viruela causaba estragos en los países y moría mucha gente, le dijo no podéis negaros  a lo que estoy dispuesto a pediros. Creo que no hay nadie más capacitada para colaborar en la mayor empresa filantrópica de nuestros tiempos. Quiero que vengas conmigo, Isabel vos sois la mujer que necesito para que vele por los niños. Os he observado y sé que los sabéis tratar, serás la única mujer en el viaje, me limitaré a deciros que las oportunidades en la vida sólo se presentan una vez. No la desaprovechéis. Pensadlo, doña Isabel porque si todo sale bien, vos  probablemente seréis recordada en los anales de la historia. quel hombre sin duda sabía cómo convencer sin perder un minuto divagando.

El 30 de noviembre de 1803 la corbeta María Pita zarpó del puerto español dela Coruña para realizar “La RealExpediciónFilantrópica dela Vacuna, para difundir la vacunación contra la viruela en los territorios españoles de ultramar, llevaron la linfa inoculándola  a niños excluseros de un Hospicio deLa Coruña. Esosniños fueron los portadores iniciales de la vacuna de la viruela; vacunados de forma secuencial de brazo a brazo, cada 0 o 10 días sirvieron como una cadena  viva de transmisión. Otros niños de los países donde la expedición se detenía  llegaron a formar parte de dicha cadena. El viaje alrededor del mundo duró casi cuatro años y puede ser considerado como la primera campaña global de vacunación, Isabel era la mujer que cuidaba, acompañaba, entretenía, serenaba, etc. a los niños en las largas travesías marítimas.

Su gran labor fue elogiada por el Dr. Balmis en diferentes documentos  y así reza en uno de ellos:

 “La enfermera y Rectora Isabel Sendales y Gómez que con el excesivo trabajo y rigor de los diferentes climas que hemos recorrido, perdió enteramente la salud, infatigable noche día, ha derramado todas las ternuras  de la más sensible Madre sobre los 26 angelitos que tiene a su cuidado, del mismo modo que lo hizo desde La Coruña y en todos los viajes  los ha asistido enteramente en sus continuadas enfermedades”.

Figura enigmática, Doña Isabel es uno de los pilares de la expedición. Cuidó de los “galleguitos” desdeLa Coruñahasta la capital novohispana y a los niños mexicanos que partieron desde Acapulco rumbo a Filipinas. Estuvo en el archipiélago hasta que volvió nuevamentela Expedición Vacunala Nueva España. Al volver de las islas Filipinas, la rectora rompió con los lazos  que la vinculaban a la península y se estableció en Puebla de Los Ángeles donde desaparece para la historia de la ciencia española.

 

                                                                                              Grup de Dones Trinitat Nova

A día 5 de enero 2012, hay cinco mujeres asesinadas por violencia de género

el  teléfono 016 no deja huella en la factura.

 

Elizabeth Eidenbenz, nacida en Zúrich, Suiza, el 12 de junio de 1913, fue una maestra y enfermera, que en el año 1937 se trasladó a España como voluntaria en la Asociación de Ayuda Suiza a los Niños Víctimas de la Guerra, colaborando en tareas de ayuda humanitaria durante la Guerra Civil en zona republicana hasta que, inmersa en el éxodo del año 1939, pasó a Francia. Allí, en la localidad de Elna  fundó la maternidad, para acoger a las mujeres embarazadas que estaban refugiadas en los campos de concentración. Esta maternidad funcionó ininterrumpidamente hasta el año 1944, fecha en que el ejército alemán decidió cerrarla.

 Entre 1939 y 1944 logró salvar aproximadamente a unos 600 niños entre refugiados republicanos españoles y judíos que huían de la invasión nazi.

 Retirada en la población de Rekawinkel, a 30 km. de Viena (Austria), y después de sesenta y tantos años a partir del año 2002, le llegó el reconocimiento a su labor, con la publicación de varios libros sobre su gesta y la concesión de varias distinciones individuales:

- Medalla de los Justos Entre las Naciones (2002), otorgada por el Estado de Israel.

- Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social (2006), del Gobierno de España.

- Cruz de San  Jorge (2006), de la Generalidad de Cataluña.

- Legión de Honor (2007), concedida por el Gobierno Francés.

El libro “La Maternidad de Elna”, de Assumpta Montellà, recoge el testimonio emocionante de unas mujeres que estando a punto de dar a luz, fueron rescatadas de los campos de concentración, y pudieron ver nacer y alimentar a sus bebés, salvándose así 597 recién nacidos de una muerte segura.

A día 22 de febrero del 2011,  11 mujeres asesinadas por violencia de género.

Grup de Dones – Trinitat Nova